Looking for Something?

La importancia de la calidad de los aceites esenciales: introducción

Author:

En esta sección del blog haremos un recorrido por algunos de los aceites esenciales más utilizados para el tratamiento del cabello y de la piel, tanto para su embellecimiento como para combatir algunos problemas que nos puedan causar molestias, como la sequedad del cuero cabelludo o el acné, por ejemplo. No debemos obviar, no obstante, que los aceites, como la mayoría de los productos, cuentan con diversas calidades, en función de las cuales su efectividad será mayor, menor o ninguna. Debemos considerar, siempre, la importancia de la calidad de los aceites esenciales que vayamos a usar.

Pienso que todos hemos vivido alguna vez la secuencia: escucho que tal aceite es maravilloso para esto, me lo compro, lo uso durante dos meses y no noto gran diferencia respecto a mi estado anterior.

De esta vivencia habitualmente sacamos la errónea conclusión de que los aceites esenciales no son tan buenos como se comenta, que esa idea sobre ellos es producto de una serie de estrategias comerciales, sin más, y que, por lo tanto, suponen una pérdida económica y ninguna ventaja.

Muchas veces he pensado esto al iniciarme en el uso de los aceites. Pero soy muy curiosa y me interesaba realmente saber si efectivamente se trataba de una engañifa o si se trataba de otra cosa.

Casualidades de la vida

La solución a mi problema apareció por casualidad, cuando estaba estudiando un texto sobre la antigüedad (probablemente del siglo V a.C. oriental, no recuerdo con exactitud la referencia). En aquel texto se relataban los cuidados de la casa y la familia y en un momento se hacía alusión a un aceite que las mujeres empleaban para algunas afecciones de la piel. Creo recordar que era aceite de sándalo, pero el caso es que esa información me llevó a descubrir que el origen del uso de los aceites esenciales se remonta a muchos milenios, previos a nuestra civilización, y que hay relatos antiguos (egipcios, griegos, indios -ayurvedas-…) sobre su efectividad para la salud, la cosmética, la gastronomía y que incluso formaban una parte sustancial en muchos y muy diversos rituales.

Esto me dio que pensar y concluí que dudar de una tradición milenaria que ha sobrevivido hasta la actualidad no era razonable y que, por lo tanto,  necesitaba más información.

Cómo llegué a la respuesta: la importancia de la calidad de los aceites esenciales

Con esa idea en mente y revisando diversas marcas de aceite de argán (quería probar ese “oro” del que tanto se estaba hablando) me percaté de que había bastantes diferencias en los etiquetados y en los formatos. En algunas etiquetas el fabricante especificaba muchas cosas, en otras aportaba solo un dato o dos, unos estaban envasados en plástico, otros en cristal, etc. Había diferencias que de entrada no me parecieron sustanciales hasta que se me ocurrió preguntar, en un foro de cosmética, si el envasado podía influir en la calidad del aceite. Me llegó una respuesta contundente, algo similar a: “los aceites esenciales de calidad tienen que estar en frascos de cristal opaco o en envases metálicos”. No me dio más explicación pero fue suficiente para que me diera cuenta de lo obvio: lo que fallaba era, con toda probablidad, la calidad de los aceites que estaba empleando.

Así pues dejé de dudar sobre su efectividad y comencé a cuestionarme su calidad. Revisé varios manuales hasta hacerme una composición de lugar y esos textos me hicieron entender la importancia de los métodos y procedimientos de extracción, de la destilación, de los controles de calidad llevados a cabo y la importancia de la conservación.

Por todo ello, para que podamos comprar buenos aceites y disfrutar de sus ventajas sin hacer un desperdicio económico, la primera entrada de esta categoría versará sobre la calidad de los aceites esenciales.

Espero no haberte aburrido con esta pequeña historia sobre cómo descubrí la importancia de la calidad de los aceites esenciales y que lo que viene a continuación sea de utilidad para ti.

Deja un comentario